Características de una Sociedad Anónima Cerrada

Características de una Sociedad Anónima Cerrada

A pesar de que cuenta con un número reducido de accionistas, no es limitada la posibilidad de manejar grandes capitales.

 

Y cuando por fin tienes definido a qué se dedicará tu empresa, el siguiente paso consiste en determinar el tipo de modalidad o sociedad empresarial (E.I.R.L., S.R.L., S.A. o S.A.C.) que más se ajusta a tus necesidades.

En este artículo vamos a hacer énfasis en una de estas sociedades, se trata de la Sociedad Anónima Cerrada o S.A.C., la cual es creada por un pequeño número de personas que pueden ser naturales o jurídicas. Tales personas se unen con el ánimo de formar una sociedad y participar en forma activa y directa en la administración, gestión y representación social.

Este tipo de empresa es una modalidad pensada para los pequeños negocios en los que no es necesaria mayor complejidad en sus órganos administrativos. Algunas de las características de una S.A.C. pueden ser:

  • Es una figura muy recomendable para una empresa familiar, pequeña o mediana.
  • Puede funcionar sin directorio.
  • A pesar de que cuenta con un número reducido de accionistas, no es limitada la posibilidad de manejar grandes capitales.
  • Se constituye por los fundadores al momento de concederse la escritura pública que contiene el pacto social y el estatuto, en cuyo caso suscriben íntegramente las acciones.
  • No tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado de Valores.
  • Se impone el derecho de adquisición preferente por los socios, a menos que el estatuto disponga lo contrario.
  • No es relevante el volumen económico de la empresa, puede ser grande o pequeño, pero sí es importante el número reducido de accionistas que la conforma.
  • Predomina el elemento personal, dentro de un esquema de sociedad de capitales.

A continuación, conoce qué debes hacer si vas a formar una Sociedad Anónima Cerrada. Para esto necesitarás:

  • Establecer el nombre de la sociedad: ten presente que es importante reservar el nombre que le pondrás a tu empresa. La recomendación es hacer una búsqueda previa en Registros Públicos, para asegurarte que el nombre que elegiste no lo tiene otra empresa.
  • Capital social: está representado por acciones nominativas y se conforma con los aportes, ya sea en bienes y/o en efectivo de los socios, quienes no responden personalmente por las deudas sociales.
  • Socios: se debe tener como mínimo 2 socios y no más de 20. Esta se podría nombrar como una ventaja de esta sociedad.

Por último, se hace necesario elegir un gerente general y establecer sus facultades, decidir si la sociedad va a tener o no directorio, fijar un domicilio y la duración.

Noticias Relacionadas