octubre 22, 2017

Todo lo que debes saber sobre la Bolsa de Valores de Lima

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay ningún voto. Sé el primero.)
Cargando…
Todo lo que debes saber sobre la Bolsa de Valores de Lima banner-publicidad

Las declaraciones de algún candidato presidencial, la inseguridad ciudadana, conflictos y crisis económicas en otros países, todo eso influye en la bolsa. Pero, ¿realmente sabemos qué es? La Bolsa de Valores de Lima es una institución privada con más de 150 años de actividad que funciona como un mercado donde los inversionistas compran y venden acciones y bonos, entre otros valores. En términos generales, esta organización es una suerte de “tienda especializada”; cuando una empresa necesita vender acciones lo hace a través de la Bolsa, donde acuden los inversionistas en busca de acciones.

La Bolsa de Valores de Lima facilita la transacción de valores en el mercado peruano, brindando mecanismos, servicios y sistemas que garanticen una negociación justa y transparente. Cualquier persona natural o jurídica puede invertir en la Bolsa de Lima, sea nacional o extranjera.

¿Cómo funciona?

En la bolsa participan, básicamente, tres agentes: las empresas demandantes de capital (venden acciones), los inversionistas (compran acciones) y las Sociedades Agentes de Bolsa (SAB), que son los únicos intermediarios autorizados y supervisados por la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) para realizar transacciones en la bolsa.

Una SAB está integrada por agentes o corredores de bolsa especializados en el tema. Su trabajo consiste en realizar las operaciones de compra y venta y asesorar a los inversionistas que los solicitan. El interesado en invertir en bolsa puede elegir entre las veinticinco SAB acreditadas por la SMV y la Bolsa de Valores de Lima. Estas sociedades cobran una comisión acordada por ambas partes.

agentes de bolsa

Muchas empresas necesitan incrementar su capital para crecer es por eso que se ven obligadas a buscar socios que puedan invertir el dinero que necesitan a cambio de acciones. Para encontrar esos nuevos socios se hace una oferta pública a través de la bolsa de valores. Así toda la información de dicha empresa se convierte de libre acceso, para garantizar una transacción transparente y justa.

Los inversionistas pueden estar interesados en alguna empresa en específico o tan solo ingresar su dinero para que los agentes de bolsa “jueguen” con él en las organizaciones más rentables.

Una vez que se ha realizado una transacción, esas acciones pueden ser vendidas o traspasadas a otra persona a mayor o menor precio de lo comprado, de acuerdo al éxito del negocio y la plusvalía que adquieren las acciones. Es por esto que muchos inversionistas se dedican a comprar acciones de empresas con proyección a bajo precio para luego venderlas a una cifra mucho mayor.

Los precios de las acciones se fijan libremente de acuerdo al mercado y la ley de la oferta y la demanda.

¿Cómo invertir en bolsa?

Invertir en bolsa puede ser riesgoso pero si se hace de manera adecuada tiene muchos beneficios. Los inversionistas tienen acceso a una amplia gama de opciones, y pueden invertir en valores con mayor riesgo que son los que tienen más posibilidades de rentabilidad. Además, pueden llegar a convertirse en propietarios de empresas importantes ya que al comprar acciones los inversionistas se convierten en socios de las empresas y pueden ganar utilidades de acuerdo a cantidad de acciones que adquieran.

Como cualquier inversión, en la bolsa las acciones están sujetas a factores tanto internos como externos. La economía del país o las cotizaciones internacionales de los productos pueden ser amenazas para invertir. Al invertir en bolsa puedes ganar más que invirtiendo en baca u otros, pero también puedes perder más.

La Bolsa de Valores de Lima recomienda seguir estos 4 pasos para invertir:

invertir en la bolsa

1.- Define el monto de tus ahorros que vas a invertir

Invierto solo lo que puedas invertir. No utilices los montos destinados a otros gastos relacionados a tu subsistencia como el dinero destinado a alimentación, educación y necesidades básicas. Utiliza el excedente de tus ahorros. Ten en cuenta que si bien no hay un monto mínimo para invertir, debes considerar los gastos de las comisiones por transacción que cobran los SAB y las otras entidades reguladoras que participan en la bolsa.

2.- Diversifica tu inversión entre varias empresas del mercado

Invertir en distintos rubros del mercado es lo ideal para disminuir el riesgo. Así, si a una de las empresas donde has invertido le va mal, tendrás otras que harán más liviana la crisis. Infórmate bien cuál ha sido el desempeño de los valores en el mercado de las empresas por las que te estás arriesgando.

3.- Las SAB te ayudarán a invertir

Debes elegir una SAB que se ajuste a tus necesidades. Solo ellos están autorizados a realizar las operaciones de compra y venta, por lo que es necesario contratar los servicios de una. Las SAB también te asesorarán sobre cómo, cuánto y por qué debes invertir en tal o cual empresa. Estas sociedades cobran un monto o porcentaje por sus servicios.

4.- Piensa cada operación como una inversión a largo plazo

Invertir en el mercado de valores puede ser muy rentable al inicio, pero es recomendable pensar en ver los réditos de la inversión a largo plazo.



Sobre el Autor

Noticias Relacionadas