octubre 24, 2017

¿Qué es el desarrollo sostenible y qué tan bueno es para el Perú?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 votos | promedio: 4,45 )
Cargando…
¿Qué es el desarrollo sostenible y qué tan bueno es para el Perú? banner-publicidad

¿Qué cosa es el desarrollo sostenible? ¿Es un fruto meramente económico? ¿Una invención de las estadísticas? ¿Un nuevo problema inventado? ¿Perú lo tiene? ¿Estamos creciendo como ningún otro? ¿Nuestro éxito económico nos salvará ahora? El desarrollo sostenible es un término que trasciende lo meramente económico, pero que, paradójicamente, al mismo tiempo tiene enteramente que ver con la economía de un país o un conjunto de países. Consta, por un lado, de mantener en equilibrio los aspectos ambiental, social y económico de un país, pero al mismo tiempo, se presenta como un condicionante para un crecimiento económico y saludable.

¿De qué depende su equilibrio?

El equilibrio depende tres elementos: el crecimiento económico, el bienestar social y la conservación ambiental.

Como se puede ver en el gráfico, la balanza se ubica al centro, donde se conjuga el crecimiento económico, el bienestar social y la conservación ambiental. Asimismo, se pueden observar también las distintas combinaciones que surgen de los tres elementos:

─Crecimiento económico + conservación ambiental = viable

─Conservación ambiental + bienestar social = soportable

─Bienestar social + crecimiento económico = equitativo

¿De quién depende mantener este equilibrio?

Está claro que no basta con cerrar el grifo mientras uno se jabona las manos. Se necesitan acciones decididas por parte de los gobiernos y las empresas para enfrentar la problemática del desarrollo sostenible y comprometerse por este y no por otro tipo de rumbo. Acciones que estimulen la expansión económica a partir del bienestar social y la no depredación de los recursos naturales.

¿Problema del nuevo siglo?

En el Perú el desarrollo sostenible ha sido una preocupación que ha venido recién con el nuevo siglo, pero, claro, eso no significa que el problema no haya existido desde hace mucho (o siempre). Hasta antes de aquello, pocas eran las acciones que hacía el Estado en pos de la conservación ambiental y social, pues en lugar de solucionar ambas problemáticas, creaba hoyos más profundos, ya sea cometiendo acciones violentas en los lugares de la problemática social o privatizando las energéticas. Sin embargo, el decir que es una preocupación que aparece en el Perú a partir del nuevo siglo (se entiende, durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y el actual presidente, Ollanta Humala) no significa que ahora se estén tomando las medidas justas. El contexto económico en el que vive nuestro país hace difícil el adoptar medidas que se ajusten a llevar un desarrollo sostenible adecuado.

Pero si nuestro país está creciendo y cada vez más

Esta es básicamente la pregunta que todos se hacen con respecto a este problema ¿Cómo un contexto económico, un estado, un país  en pleno auge puede dificultar políticas sociales y ambientales? La respuesta es sencilla; desorden. En primer lugar, habría que señalar que el crecimiento económico del Perú se debe en gran medida a la liberalización del mercado nacional. Ello ha permitido la entrada de capitales extranjeros e inversión que definitivamente ha favorecido al país. Pero es aquí también donde nace el problema.

País con dueños (otros)

El crecimiento económico del país depende totalmente de las inversiones extranjeras, y por ende, de sus intereses, que son en su mayoría; cerrados, siempre mirando a su propia industria. Al empresario extranjero poco o nada le interesa que el Perú desarrolle una industria nacional capaz de competir. Lo que le interesa es que le siga vendiendo materia prima. Cada vez que surge una iniciativa coherente, que concuerde con los intereses sociales y ambientales, esta debe someterse al juicio de los grandes poderes económicos (llámense inversionistas), que obviamente decidirán por aquello que les conviene, es decir, por continuar teniendo un poder casi absoluto. El Perú crece, es cierto, pero atado de manos y de pies. Algo como lo que sucedió con la renovación de contrato a Telefónica, en la que el Estado tuvo que ‘ignorar’ una deuda de más de 2 millones de soles, así como otras irregularidades, por no perder una inversión millonaria por parte de la compañía española. Un crecimiento ficticio, falso, y por ello seguramente, lastimosamente; fugaz.

Una sociedad en contra del desarrollo sostenible

Por otro lado está el modelo de consumo de la sociedad contemporánea. Se trata de un modelo, que como ya dijimos, tiene como fin el consumo. Es decir, una sociedad que nos educa para que orientemos nuestras vidas hacia la acumulación de dinero por y para el consumo. Esto, como es lógico, genera un ritmo de necesidades productivas vehementes, exorbitantes. Necesidades, que como ya intuimos, terminan depredando al medioambiente (por la demasiada explotación de recursos) y empobreciendo a las personas (por el excesivo e innecesario consumo). Pero, entiendan, este no es un problema invisible. Ya antes se ha hablado de ello en una importante cumbre internacional sobre desarrollo sustentable.

¿Conflicto ambiental o conflicto político?

Por último, como dice el presidente uruguayo José Mujica en su discurso; no es un conflicto ambiental lo que está pasando, es un conflicto político, conflicto que consiste en que los gobiernos decidan gobernar un mercado que ya no responde a los intereses de la humanidad, sino a los intereses del mismo mercado. Es decir que, por ejemplo; si a una empresa minera le conviene secar varias lagunas con tal de acumular capital, esa es la ley, porque el marco económico es quien gobierna, y si se va, morimos. Y si la población reclama, entonces el Estado declara un estado de emergencia. Ese es el problema con un país tan entregado al mercado como éste, Perú país que avanza pero con los pies doblados, con problemas graves, y con el riesgo de un crecimiento que es sostenible más en el nombre que en la práctica.

¿Estás de acuerdo?



Sobre el Autor

Noticias Relacionadas