octubre 19, 2018

Acelerando corazones: en las marcas y en las relaciones. [vídeo]

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos | promedio: 5,00 )
Cargando…
Acelerando corazones: en las marcas y en las relaciones. [vídeo]

Para la Gerente de Estrategia y Contenido de Latina, las cosas nunca se le han dado fáciles. Recientemente inauguró su consultorio de marcas “Boost” en WeWork. Ha lanzado hace poco su nuevo libro “Una Propuesta decente” junto al gran Rolando Arellano. Todo eso sin descuidar su labor de madre.

En esta entrevista nos cuenta todo lo que le ha conllevado el hacerse un nombre en este medio y como ella misma nos dice: “No existe imposible para lograr tus sueños, si tú así los decretas”.

Cuéntanos Luciana ¿Cómo nació tu amor por el marketing y la publicidad?

Desde que tengo uso de razón me ha fascinado el mundo de las comunicaciones. Recuerdo que de niña con mi hermano, jugamos a cambiarle la letra a los comerciales de televisión. Jugábamos también a que éramos actores, y nada fue una simple casualidad, porque ahora ambos estamos en el mismo medio. Él tiene una agencia de marcas y yo siempre he estado involucrada en el mundo del marketing y la publicidad. Fui Gerente de marketing por 18 años en el BBVA y ahora como Gerente de Estrategia y Contenido en Latina (Canal 2).

 Una pasión frustrada

Como nos cuenta Luciana desde muy pequeña quiso ser actriz y eso la llevó a meterse a un taller de actuación. Pero no siempre las cosas salen como uno quisiera.

“El gran Roberto Ángeles me choteó, prácticamente me dijo que sería una mala actriz. Pero fue algo bueno, ya que ese taller me sirvió muchísimo. Cuando doy charlas, presentaciones; o cuando quiero hablar y transmitirle un consejo a alguien. Todos necesitamos de estas herramientas del mundo actoral”, indica.

En cierta forma capitalizó ese lado histriónico en transmitir ideas y conceptos. He tenido también la oportunidad de escribir una obra de teatro. Entonces ahí estoy como vengándome de ese episodio. Añade.

¿Existe una edad ideal para emprender? ¿Qué obstáculos conlleva?

Cuando estás muy acostumbrado al mundo corporativo, como yo, que vengo trabajando desde los 18 años para grandes empresas, resulta bien difícil tirarte a la piscina. Más aun cuando te has sentido bien cobijado y gozas de una seguridad laboral.

El solo hecho de emprender conlleva a enfrentarte a una página en blanco; hay ansiedad, mucha incertidumbre; ¿me irá bien?, ¿no me irá bien?

Pero yo creo que si todos genuinamente tenemos esa inquietud y si creemos que tenemos una buena idea. Tenemos que hacerlo, tenemos que saltar y atrevernos.

Aunque no todos tenemos el gen emprendedor y esa es otra reflexión. Debemos entender que el emprendedor necesita también del otro, del corporativo. Para que el ecosistema funcione. No sé si todos tengamos ese gen, pero sí creo que las empresas deben fomentar a sus empleados, el tener esa ambición de emprender siempre.

“Uno debe hacer cosas que te hagan brillar los ojos, que te hagan sentir orgulloso del trabajo que vienes realizando”

De emprendimiento en emprendimiento

Pero no todo ha sido color de rosa para Luciana Olivares. Ella nos cuenta cómo fueron sus primeros emprendimientos y los aprendizajes que obtuvo en estas aventuras.

“Yo he tenido hasta 3 iniciativas de emprendimiento. Una que es bien secreta, pero te la voy a contar. Cuando yo tenía 21 años, decidí abrir un restaurante, que funcionaba debajo del gran edificio BBVA. Mi motivación para ese negocio fue mi abuelo, quien se había jubilado y me daba pena verlo sin hacer nada. Y como quería verlo contento, abrí este restaurante. Donde él era el anfitrión, lo cual disfrutaba mucho. No gane plata, pero tampoco perdí, Sin embargo, aprendí un montón”. Nos comenta.

Mi 2do emprendimiento fue Atomic Garden. Una escuela para líderes creativos y de cuentas. Aquí el principal factor fue que el tiempo no me daba para verdaderamente formar parte de este proyecto. Y una de las promesas de valor era la cercanía que iban tener los alumnos con nosotros, junto con mi socio Ernesto Melgar. Yo no me sentía bien al no poder cumplir esta promesa, entonces decidí retirarme.

Luego de eso tengo un emprendimiento llamado Residencia Coworking, el cual ya tiene 3 años en el mercado y le va bastante bien. Me tiene muy contenta, porque me permite también realizar algunas conferencias dentro de las instalaciones y consultas para los socios.

Y mi 4to emprendimiento que es Boost, un centro de terapias para las empresas.

Coméntanos sobre Boost, tu nuevo emprendimiento 

Mira Boost como su nombre lo dice en inglés es “acelerar”, es como tomarse un shot de adrenalina. Me costaba trabajo pensar en el nombre, pero como yo siempre recomiendo: “Cuando tu creas una marca tienes que mantenerte fiel al espíritu de esa marca” y el de mi emprendimiento va hacia evolucionar, va hacia la disrupción. En acelerar corazones, pulsaciones, a ponerte nervioso en el sentido de que estés construyendo algo distinto.

A lo largo de mi carrera me preguntaban muchas cosas -mismo consultorio- entonces pensé que era buena idea llevar esta experiencia a una consultora de marcas. Eso es Boost, y está abierto para cualquier tipo de empresa. Inclusive a una persona que quiera construir su propia marca y crear su posicionamiento.

“Vas a mi oficina y me cuentas tu problema, muchas veces no sabes cuál es tu problema y es lo más emocionante, porque redescubres el verdadero problema”.

Como lo menciono en mi último libro “Una propuesta decente” con Rolando Arellano. Las marcas deben entender mejor a sus audiencias. Hoy en día las personas estamos más interesados en saber qué cosa defiende tal marca y de esta forma unir objetivos, sentirnos identificados con ellas. Ya no estamos en la época del no sabe, no opina. Estamos en una etapa de posturas, de comprarte un pleito. “Que no sea solo una pose, sino una postura real”.

¿Qué debemos tener en cuenta al emprender?

“He tenido algunos fracasos y justamente por ellos he podido aprender”. Nos recalca.

Para uno lanzarse, primero debe tener en claro el concepto del negocio. Ya que le vas a dedicar muchas horas de tu tiempo. Esto no es un hobby, va implicar mucho sacrificio. Rodéate de las personas correctas que complementen tu talento.

Pero para cerrar este círculo. Deberás tener paciencia, quizás no será el mega hit en un inicio, pero eso te ayuda y te brinda mayor resiliencia a futuro. No olvides de creer mucho en ti mismo también.

¿Cuál es el consejo que más valoras de tus padres y como esto influyó en tu forma de ver el mundo?

Mis padres siempre me inculcaron que yo podía lograr lo que yo quisiera. ¡Que no había imposibles!

Siempre tuve presente que si en realidad quieres algo. Debes esforzarte mucho para lograr lo que deseas y no esperar que las cosas pasen.

Otro valor que me inculcaron fue el de la responsabilidad. Desde niña siempre fui muy chancona, estudiaba hasta cuando no había examen.

Las cosas no se me han dado fáciles nunca. He trabajado de todo, he sido anfitriona, he sido actriz en santos y eventos, etc. No le hecho asco al trabajo nunca, y si me cayera al suelo, no me importaría volver a empezar de cero.

¿Hasta qué punto es ser bueno ser egoísta, en cuanto lograr sus propias metas?

La palabra egoísta siempre va sonar feo, pero a qué me refiero en ser egoísta, es en que tienes que quererte y pensar mucho en ti.

Te voy a contar una anécdota. Yo tengo una hija de 10 años y Fernanda nunca ha implicado que yo renuncie a mis sueños como persona y profesional. Evidentemente he tenido que hacer malabares para poder cumplir con todo. Recuerdo que volaba a las horas de almuerzo para llegar a sus clases de natación. Me metía a la piscina con ella. Porque para mí era importante sentir su pecho con el mío.

El juego es importante sobre todo para niños de 0 a 5 años, yo he creado ese vínculo con mi hija, gracias a esto nos hemos hecho muy cómplices.

Hace poco cuando estaba yendo a la presentación de mi último libro -y siendo este un año no tan fácil para mí- en el camino me llega un mensaje de mi hija. Paro el carro y leo: “Mamá quiero que sepas que eras la mujer más fuerte que conozco, te admiro y te quiero”.

En este aspecto diría que mi mayor propósito es el legado que yo le voy a dejar a mi hija. Ella me ha visto caer al piso, pero no se ha quedado con eso. Se ha quedado con la fortaleza de su mamá. Demostrándole que por más circunstancias negativas que tenga, hay que levantarse y seguir adelante.

Entonces he sido egoísta en el sentido de conseguir tanto mis metas profesionales como personales. Pero parte de mi egoísmo es querer ser  la mejor madre también. Me he esforzado mucho en ello. A veces me da flojera, estoy cansada, pero lo hago porque sé que lo valorará. Pero eso sí, debes hacerlo con la mejor intención.

“No hay nada más motivador que ser la mejor amiga de tus hijos”

¿Cuáles ha sido tus puntos de quiebre?

He tenido varios puntos de quiebre. Aunque proyecto una imagen de fortaleza y achoramiento. No significa que no tenga esos momentos.

Como dice una canción de Gianmarco: “Y en las noches te haré manzanilla”, uno necesita, quizás no de otra persona, pero necesita de su manzanilla. Porque hay momentos donde te sientes vulnerable, donde las cosas no te salen bien. Y te dices a ti mismo ¿qué pasa?, te cuestionas, una y mil veces. Así tengas una seguridad de la patada, no siempre estas con los mejores ánimos. Por eso es importante resetearte, acordarte de todas las cosas que lograste construir, las personas que hiciste feliz y lo feliz que fuiste a lo largo del camino.

Uno de mis puntos de quiebre ha sido cuando me divorcié, fue complicado, y me costó mucho trabajo sobrellevar. Otro quiebre fue dejar mi antiguo trabajo (BBVA), después de 18 años, es como divorciarse también. Para mí, la oficina del banco era como mi cuarto, me paseaba como si fuera mi casa.

Estoy viviendo este último quiebre ahora con Boost. He saltado, he escrito en esa página en blanco y me siento entusiasmada pero ansiosa; segura pero insegura. Tengo todas esas contradicciones, pero las disfruto, conforme voy avanzando.

Ante el incremento de casos de violencia contra la mujer. Desde tu posición, ¿Cómo seguirás promoviendo, el frenar este tipo de problemas? y ¿ Cómo nosotros como sociedad podemos aportar a esta causa?

Todos podemos hacer algo. Cada uno desde su territorio, desde su esquina. No podemos quedarnos inertes mirando las noticias y sólo decir “pobrecita”. Como escuche de una persona en un almuerzo: “¡Ay no!, yo no quiero ver, no quiero escuchar, ni mucho menos saber”, y eso es lo que no debemos hacer. Entiendo que son temas terribles, pero son temas que tenemos que afrontar.

Para mi cualquier campaña o programa es una excusa para trabajar contra la no violencia hacia la mujer. Por eso un Miss Perú (caso mis medidas son) funcionó tanto, porque era algo inesperado, algo que muchos dirían que es la cuna de la “cosificación” de la mujer. Fue muy valiente construir y transformar estas plataformas en lucha y empoderamiento hacia la mujer. En lugar de ir tachando cosas y tratando de no verlas o que desaparezcan.

La sociedad lo que tiene que hacer es tomar una postura y las marcas también. Creo que es una causa y un propósito importantísimo de genuina vinculación con la audiencia. Sin embargo, aún no hay marcas que quieran comprarse el pleito.

¿Cuál será el futuro de la publicidad y el marketing? ¿Seguirá siendo el contenido el Rey?

El contenido siempre va ser el Rey, todos estamos buscando contenido todo el tiempo. Las marcas quieren hacer contenido, los medios de comunicación necesitan hacer contenido, cada persona trata de hacer su contenido.

Una persona que admiro mucho es John Hegarty, con quien tuve la oportunidad de conversar sobre estas cosas. Él es muy defensor -sin ser arcaico en el tema- de que la idea es el punto central en cualquier campaña, en vez de elevar la discusión a digital, como actualmente se da. Pienso que quien va sobrevivir en este medio, es quienes generen genuinamente las ideas.

¿Qué sigue para ti?, ¿Dónde te veremos próximamente?

A nivel personal voy a meterme con todo en Boost, es mi nuevo novio, mi bebé, como lo queramos ver.

En cuanto al arte, voy hacer una obra de teatro, la cual dirigirá Joanna Lombardi.

Con respecto a los libros, voy a comenzar a escribir en septiembre, pero esta vez del género ficción.

De cara a Latina, lo que nos tiene ocupados es el Mundial. Hacer el mejor Mundial de la historia, del cual nos sintamos orgullosos.

 

 

Así es Luciana, tal cual, sin poses, pero con postura; sin maquillaje; pero con una belleza real. La cual sólo realza su pasión por querer cambiar las cosas y sin dejar que nada ni nadie la limite.

Gracias Luciana por contarnos tus experiencias y aprendizajes. Estamos seguros que el buscar nuestro propósito, no sólo nos ayudará a ser mejores personas. Sino también a construir mejores empresas y marcas que colaboren al cambio social.

 

 

Info sobre Boost:  http://boostlima.pe/ 

Fan Page Luciana: https://www.facebook.com/luolivaresc/

Entrevista y redacción por: Jonathan Quispe Castillo

Grabación y edición de vídeo: Diego Medina Valiente

 

Sobre el Autor

Licenciado en Administración de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Con experiencia profesional en Finanzas, Marketing y Metodologías de la Innovación. Orientado a resultados sobre la base de la innovación e interrelación personal, obsesionado por la creación de valor para la empresa..



Noticias Relacionadas