"Todos tenemos la semilla del emprendimiento dentro de nosotros". Entrevista a Ricardo Villadiego, Fundador y CEO de Lumu Technologies

"Todos tenemos la semilla del emprendimiento dentro de nosotros". Entrevista a Ricardo Villadiego, Fundador y CEO de Lumu Technologies

Cuéntanos un resumen sobre ti, tus estudios, familia, logros

Crecí en el barrio 7 de agosto en Cartagena de Indias, que forjó gran parte de lo que es mi personalidad el día de hoy, esas ganas de soñar y construir algo grande, obviamente alimentado con la guía y el consejo de mis padres y la firme creencia que con estudio y trabajo puedes lograr lo que quieras. Yo creo que del barrio me llevé la resiliencia que existe dentro de este emprendedor, la recursividad para buscar una solución en medio de las dificultades y las ganas de apoyar y generar impacto en el país, y eso se manifiesta en mí a través de la capacidad de identificar problemas que al resolverlos generan oportunidades de negocio en mercados gigantes.

Al llegar a la universidad empezó a nacer en mí la idea de construir una compañía global desde Colombia, la Universidad Distrital Francisco José de Caldas en Bogotá me dió las bases de conocimiento, y las diferentes compañías en que estuve, como Unisys Corporation, Internet Security System e IBM, la experiencia real de construir una empresa y los diferentes retos que esto lleva.

Nombre de la empresa, sector, tiempo de funcionamiento

Lumu Technologies, industria de ciberseguridad, entró al mercado en junio de 2019.

¿Te visualizabas desde pequeño en estas actividades? ¿para ti un emprendedor nace o se hace?

Yo creo que siempre tuve una idea de negocios, desde que recuerdo, ya sea apoyando a mi madre en una iniciativa de venta de cubetas y bolis (paletas que vienen en bolsas, muy comunes en los barrios populares), o cobrando las entradas en el estadio de beisbol o creando una pickup (equipo de sonido gigante) y cámara de humo para alquilarla en minitecas, que eran discotecas que se realizaban en casas que se pusieron muy de moda en los años 90’.

Yo creo que todos tenemos la semilla del emprendimiento dentro de nosotros, sin embargo en algunos se desarrolla más que en otros y de allí salen los que decidimos construir empresas o crear sueños y los que decidimos formar parte de una empresa o apoyar en la construcción de esos sueños; y esto está bien, todos somos diferentes.

¿Antes de ser empresario a qué te dedicabas laboralmente? ¿tenía alguna relación lo que hacías con tu negocio actual?

Trabajé por más de una década en diferentes compañías tales como Unisys Corporation o Internet Security Systems (empresa dedicada a la Seguridad Informática y que en el 2006 fue adquirida por IBM). Me desempeñé en diversos cargos asociados a la seguridad de la información en importantes empresas de tecnología, hasta que junto a mis socios decidimos crear nuestra empresa. Creímos y pusimos en marcha este sueño y así nació Easy Solutions, nuestra primera empresa, que se dedicaba a la problemática de prevención de fraude  electrónico que por esos años estaba recién comenzando a crecer. En 2017 Easy Solutions fue adquirido por Cyxtera Technologies, y este año decidí iniciar un nuevo sueño, Lumu Technologies, empresa que también está relacionada a la industria pero atendiendo una problemática diferente: ¿Por qué le tarda tando a las organizaciones identificar que están comprometidas? Lumu propone un nuevo enfoque en ciberseguridad que permite detectar estos compromisos a gran velocidad.

 

¿Qué fue lo que te motivó a emprender?

En la universidad comencé a tener la idea de construir una compañía global desde Colombia, y cerca del 2002, mientras trabajaba en Internet Security Systems, vi cómo se abría una oportunidad única en el campo de la seguridad electrónica; con el crecimiento de Internet y el uso de la misma por empresas e instituciones de todo el mundo, era fácil predecir que los ataques por Internet crecerían y se convertirían en un serio problema para instituciones financieras y empresas en general. Ante esto decidimos junto a mis socios crear una empresa con recursos locales, capaz de producir soluciones globales y volver Internet un lugar más seguro.

 

¿Por qué aventurarse en este sector/rubro?

Estuve a cargo de un proyecto que me llevó a desarrollar mi pasión por ciberseguridad e interesarme en esa industria, y fue desarrollar una pieza de software para que los cajeros electrónicos se conectarán a redes TCP/IP. Allí pude identificar las vulnerabilidades del protocolo y cómo se podían por ejemplo suplantar cajeros en una red, o enviarle instrucciones a un cajero electrónico para que dispensara efectivo. Esas técnicas han sido implementadas por algunos de los ataques más famosos afectando a la industria bancaria.

 

¿Cuáles crees que son los mayores obstáculos al momento de emprender?

En los países latinoamericanos, existen dos problemas principales:

  • La escasez de casos de éxito: Cuando estás en economías con alto grado de madurez en emprendimiento, como la norteamericana, miras alrededor y sobran los casos de alguien que tuvo una idea y construyó una gran empresa. Esto a pesar que ha venido cambiando en Latinoamérica todavía está en fases iniciales. Sin embargo hoy estamos mejor que antes. Que los medios se sigan difundiendo este tipo de historias es crítico, que nuestra gente sepa que es una oportunidad real; es importante para construir una sociedad más próspera.
  • Una vez tienes una idea, el segundo problema es el acceso a recursos. Construir una empresa requiere de dinero, ha sido así en el pasado y será así en el futuro y aunque como en el caso anterior hoy hay más acceso a capital que antes, todavía los emprendedores tenemos problemas es acceder a recursos que nos permitan materializar las ideas en latinoamérica. Sin embargo una cosa es cierta: existe dinero para ideas que pueden capturar un mercado interesante y emprendedores con alta resiliencia. Easy Solutions fue un ejemplo de ello, así como muchos otros casos en Latam.

¿Qué producto o servicio ofreces? ¿a quién va dirigido y qué necesidades cubre? ¿qué valor añadido aporta?

Lumu Technologies, nació con la promesa de sacar a la luz, amenazas y adversarios en ambientes corporativos.  Queremos iluminar amenazas y adversarios a gran velocidad; con el objetivo de maximizar el valor de las arquitecturas de ciberdefensa existente en las empresas de hoy para aumentar su ciber-resiliencia a ataques cibernéticos.

En Lumu ofrecemos dos alternativas para los clientes interesados en conocer su estado de compromiso:

  • Lumu OnDemand: Esta propuesta permite medir el estado de compromiso en un periodo específico en el tiempo, por ejemplo, los últimos 15 días o los últimos 30 días. En esta oferta se asume que el cliente almacena la metadata que produce su red. La misma es ingestada a la plataforma de Lumu para producir el estado de compromiso durante el periodo analizado.
  • Lumu Insights: Esta propuesta establece el proceso de medición de forma continua para las organizaciones, implementando el concepto de “Evaluación Continua de Compromiso”. Este concepto innovador propietario de Lumu Technologies permite conocer el estado de compromiso en tiempo real para una organización.

 

¿Qué tanto afecta la cibercriminalidad en los países, a la empresa y sociedad civil?

La cibercriminalidad es un problema universal, sin embargo se ve acentuada por la situación socio-política que vive un país y el perfil y tamaño de las instituciones de una región o un país. En la mayoría de los países en Latinoamérica el nivel de concientización ha crecido significativamente, aun así, las brechas de alto perfil también han aumentado en los últimos años.

Lo que vemos es que uno de los grandes problemas que tiene la industria de ciberseguridad es la falta de medición continua acerca del estado de compromiso de una organización. En promedio a un cibercriminal le tarda 15 horas penetrar una red, y en promedio a una organización le tarda 191 día en detectar ese compromiso. Esa disparidad de número refleja por qué el tema de ciberseguridad está como está. Claramente entre más tiempo se encuentre una compañía comprometida, mayores son las pérdidas y el tiempo que tendrá que invertir en recuperarse del ataque. En promedio a una organización le cuesta US$3.9 millones de dólares recuperarse de un ataque cibernético.

 

Por otra parte, es difícil trasladar la percepción de riesgo del mundo físico al mundo virtual; en el mundo físico cuando uno ve un lugar oscuro, todos los sentidos nos alerta de peligro hasta que eventualmente decidimos buscar una ruta alterna. Sin embargo, el desarrollo del cerebro humano en ambientes virtuales lleva menos de 50 años versus 315.000 años de desarrollo del homo-sapiens en ambientes puramente físicos. De allí nuestra limitación para identificar riesgos en ambientes cibernéticos. La mejor herramienta que tienen los ciudadanos para protegerse es estar alerta, sin embargo esto es extremadamente difícil cuando se está a un click de estar comprometido.

Cuéntame ¿Qué significa exactamente tu (marca empresa) y por qué elegiste ese nombre?

Lumu es una palabra en esperanto que significa luz. Sí, ese idioma que fue propuesto en 1887 con el fin de que existiera una lengua internacional en el mundo, y hace sentido con el objetivo que tiene nuestra empresa, qué es medir continuamente el nivel de compromiso de una organización, iluminar cuáles son las amenazas y los adversarios que están atacando esa organización para retroalimentar a la infraestructura de ciberdefensa y afinarla de manera que pueda protegerse mejor.

¿Cuál crees que es tu habilidad que más ha contribuido al desarrollo de tu negocio?

Sin pensarlo dos veces es la Resiliencia. Cualquier emprendedor que de verdad quiera sacar adelante su proyecto tiene que desarrollar esta habilidad de sobreponerse a la adversidad en el proceso de construcción de su negocio. Yo recuerdo por allá en el 2007 tratando de levantar mi primera ronda de capital, recibimos más de 100 NO(s), pero solo bastó un SI. La clave es como te mantienes motivado y persigues la siguiente reunión, aprendiendo de las anteriores.

Hay momentos que, como emprendedor, tienes que tomar decisiones difíciles. ¿Recuerdas alguna?

Emprender no es fácil, es una experiencia maravillosa, pero quien te diga que es fácil, seguramente solo está contando una parte de la historia.  Vas a tomar decisiones sobre temas a los que te estás enfrentando por primera vez en tu vida y en lo que tu compañía crece este ciclo se seguirá repitiendo. Las decisiones que tomas y que funcionaron cuando tienes 10 colaboradores probablemente no funcionarán cuando tengas 50, 100 o 200.

En mi caso una de las decisiones más complejas que tuve que tomar fue decirle no a una oferta de un fondo de capital porque no se alineaba con el sueño que queríamos construir. Es fácil decirle No cuando no te hacen falta recursos, pero decirle No cuando sabes que te quedan 3 meses de oxigeno es otra cosa. Al final viendo hacia atrás confirmamos que fue de las decisiones más trascendentales en la evolución de la compañía porque de lo contrario habría sido más difícil construir el sueño de crear el líder mundial de prevención de fraude electrónico.

Personales:

¿Cuál es el consejo que más valoras de tus padres o de alguien que haya influenciado en cierta forma, tu modo de ver el mundo?

Sigue Intentandolo, no te des por vencido

¿Cuál es la frase que siempre te acompaña en tu día a día?

Cada día es una nueva oportunidad.

¿Cuál crees que es tu mayor temor como empresario y cómo manejas este miedo?

Las empresas nacen porque existe un problema que necesita solución. A lo largo de mi carrera como emprendedor siempre me pregunto con humildad, honestidad y respeto: ¿Estoy resolviendo un Problema?

Si la compañía que creas no está resolviendo un problema, que genere un mercado interesante, las probabilidades de éxito en tu emprendimiento son muy pocas.

¿Tengo lo que necesito para seguir resolviendo el problema?

Si no puedo anticipar que voy a seguir resolviendo el problema, el crecimiento futuro de la compañía se va a ver afectado y con ello la viabilidad de la compañía.

La forma de manejar el miedo es enfrentandolo, y en mi caso, desde el punto de vista empresarial es construir un equipo que siempre esté enfocado en poner a prueba la compañía con esas preguntas y tomando las medidas que se requieren para asegurar que te mantienes relevante en la industria.

Mirando al futuro, ¿dónde ve a su empresa dentro de diez años? ¿Qué es lo que sigue para ti y tu marca?

Estamos construyendo un proyecto súper ambicioso, medir en tiempo real el estado de compromiso que vive una organización es algo que no se había hecho antes, estamos atendiendo un mercado 20 veces más grande que el que atendimos en el proyecto anterior.

Vamos a consolidar la tecnología de evaluación continua de compromiso, educando y concientizando sobre el concepto innovador que traemos al mercado: “Piense que está comprometido y pruebe lo contrario”, y establecer una infraestructura comercial que habilite el crecimiento explosivo de una organización a nivel mundial.

 

 

 

Alguna pregunta que quisieras que se te haga y compartirla en esta nota

¿Por qué volver a empezar?

Porque hay un problema que está desatendido. La única razón por la cual las organizaciones invierten tanto dinero en seguridad es para evitar compromiso, sin embargo eso es exactamente lo que la industria no está midiendo. Es imposible mejorar algo que no puedes medir. Lumu, está introduciendo este concepto en el mercado y probablemente es la mayor disrupción que existe en ciberseguridad desde la creación de los antivirus. Medir continuamente el compromiso.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *