octubre 24, 2017

Controlando el flujo de efectivo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay ningún voto. Sé el primero.)
Cargando…
Controlando el flujo de efectivo banner-publicidad

Muchos emprendedores se inician en el mundo de los negocios probando suerte con una pequeña empresa, la cual, en una gran cantidad de casos, termina desapareciendo por diversos motivos. El motivo principal de la quiebra de estas empresas que inician es el poco control que hay sobre el flujo de efectivo de la empresa.

Este flujo es el dinero en efectivo que entra a la caja de la empresa, no pagarés ni contratos que indiquen un pago por recibir. Se trata de aquél dinero que efectivamente llega a ingresar a la caja de la empresa, aquél al que luego se le restan los gastos y se convierte en un flujo de dinero positivo.

Aquello implica dos cosas: que el flujo de ingresos debe ser lo más alto posible y los egresos deben sumar lo mínimo. De ese modo, los ingresos siempre superan a los egresos, y se permite que la empresa avance e incluso pueda crecer.

Algunos consejos para aumentar los ingresos son:

Priorizar los ingresos de efectivo

Esto quiere decir que en el momento en que decidas que es necesario incrementar el flujo de ingresos deberás priorizar aquellas ventas que reciban un pago en efectivo. Dale prioridad a todo aquello que pueda proveerte de dinero “al instante”, para proveerte de recursos, incrementar el flujo y así tener mayores posibilidades.

Flujo

Usa estrategias de precios

Esto no quiere decir necesariamente aumentar o bajar los precios. Usa estrategias de precios de acuerdo al momento, al público, al producto, servicio, etc. Por ejemplo, puedes usar la estrategia de incrementar el precio de un producto A en su presentación menor, y bajar ligeramente el precio del mismo producto A en una presentación mayor. De ese modo, obligarás a la gente a comprar la presentación mayor (es decir, a pagar más), o en todo caso, a comprar la presentación menor a un mayor precio.

Compra insumos en el momento preciso

Sobre todo si tu empresa expende productos, trata de proveerte en los momentos precisos. Esto no quiere decir que compres todo a último momento, sino que compres estratégicamente, más en una oportunidad que en otra, y en los tiempos en los cuales creas que habrá mayor necesidad del producto.

 



Sobre el Autor

Noticias Relacionadas