julio 23, 2019

Deuda enjambre: ¿Cómo evitar esta trampa financiera?

Deuda enjambre: ¿Cómo evitar esta trampa financiera?
  • La deuda enjambre ataca a las personas con tres o más tarjetas de crédito.
  • Por cada tarjeta de crédito, la persona debe recordar al menos tres datos clave. Este exceso de información genera confusión y desorden financiero cuando se usan de tres a más tarjetas.
  • Existen 589,000 personas con más de dos tarjetas de créditos que acumulan más de S/ 12 millones de deuda. Esto equivale a 2.5% del PBI de Perú.

Febrero, 2019. Muchas personas suelen utilizar más de una tarjeta de crédito para sus compras. Eso, sumado a que las entidades financieras salen a buscar mayores colocaciones de plásticos, puede terminar sumiendo al usuario en la deuda enjambre. Pero ¿En qué consiste?

Equifax denomina como deuda enjambre al incumplimiento de pago generado por el exceso de información al momento de querer cancelar las obligaciones financieras. Manejar de tres a más tarjetas de crédito y emitir deuda en cada tarjeta, nos lleva a la trampa financiera en forma de enjambre”, dijo Sergio Soto, gerente de Marketing de Equifax Perú.

A diciembre de 2018, la deuda enjambre en tarjetas de crédito en personas que usan  tarjetas de 3 ó más entidades financieras asciende a más de S/ 12,762 millones. Esto representa el 2.5% del PBI anual de Perú el 2017.

Pero el monto solo es un dato clave a recordar. Por cada tarjeta, cada persona también debe tener en cuenta la fecha de cierre y la fecha de pago. “Son tres datos clave por cada tarjeta de crédito. Quienes usan tres tarjetas, tienen 9 datos que recordar y ordenar. Ese exceso de información configura la deuda enjambre”, añadió Sergio Soto, de Equifax.

Por ello, Equifax ha elaborado un primer estudio sobre Deuda enjambre e indica siete recomendaciones para evitar caer en ella.

1.- Ordena todo

El primer paso es ser consciente de lo que debes. Para empezar, haz una lista de las deudas que tienes de tus tarjetas de créditos y préstamos. Por cada categoría incluye lo siguiente:

– El nombre de la entidad financiera o prestamista.

– El monto total que debes en cada cuenta.

– El monto mínimo mensual requerido de pago

– La tasa de interés

– La fecha de pago y fecha de cierre.

2.- Determina cuánto puedes pagar

Añade al balance todos tus gastos mensuales: alquileres, carro, comida, seguros y los pagos mínimos de tus deudas, así como el gasto regular en cosas como ropa y entretenimiento. Luego, resta dicho monto de tus ingresos totales considerando una proyección de impuestos –como renta- en términos mensuales.

3.- Empieza con una deuda objetivo

Puedes empezar con la deuda con el interés más alto o con la que tiene el balance más pequeño. Priorizar la deuda con el interés más alto puede ayudarte a ahorrar dinero: Pagas tu deuda más costosa más pronto. Pero recuerda: Cualquier deuda que elijas, asegúrate de pagar al menos el mínimo en todas tus deudas.

4.- Grafica un camino de pagos

Paga el mínimo mensual en cada deuda. La excepción debe ser tu deuda objetivo. Destina más dinero hacia esa deuda para pagarla más rápido. Una vez que la pagues, elige otra para pagarla agresivamente. El total de tu pago mensual de deudas no debería variar, incluso cuando eliminas otras deudas. De esta manera consigues impulso en el camino, destinando más y más dinero hacia cada pago restante.

5.- Sé creativo (a)

Busca generar nuevos ingresos o maneja mejor estos. Por ejemplo, puedes destinar bonos o gratificaciones para deducir tus deudas. Por otro lado, busca formas de ahorrar en el día a día: Manejar bicicleta al trabajo o comer en casa antes de cenar en la calle. Otra forma de conseguir ingresos es vendiendo objetos que ya no usas o que son innecesarios. Otra opción es  cambiar de carro a uno más cómodo en términos de gasto, o incluso conseguir una moto que es más barata para transportarse.

6.- Rompe el ciclo

Una vez que vayas reduciendo tus deudas, puede ser tentador recompensarte comprándote un nuevo Smartphone o una cena onerosa. Recuerda que unas pocas compras pueden borrar todo el esfuerzo logrado. En vez de ello, compra cosas con efectivo o tarjeta de débito y piensa dos veces antes de adquirir una nueva deuda.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This