enero 19, 2019

5 consejos para diseñar el logo de tu empresa

5 consejos para diseñar el logo de tu empresa
Rate this post


El logo es la parte más importante de la imagen institucional de una empresa, pues es lo primero que ven los clientes al conocer a la empresa y lo primero que se les vendrá a la mente como imagen al momento de pensar en tu empresa. Conocidos son los casos de éxito que llegan llevar el tema del logo más allá, y consiguen verdadero branding explotando todas las posibilidades que ofrece un logo perfectamente diseñado.

Tal es así que en muchos casos hay personas que dicen saber el futuro de la empresa solo viendo su logo: si tendrá éxito o no. ¿Cómo llegar a tener un buen logo? Aquí te compartimos algunos consejos:

1. Concordancia con la marca

El logo debe concordar con el concepto de tu marca, el mensaje que quieres transmitir. Por ejemplo, una línea de ropa para adolescentes debe trasmitir frescura, rebeldía y atrevimiento, por lo que el logo deberá concordar con dicho mensaje y evitar conceptos opuestos. Hay toda una psicología y semiótica de los colores que es preciso conocer, ya que muchos colores llevan ya un concepto propio, como es el caso del verde para lo natural, el azul para lo institucional, el morado para lo relativo al entretenimiento, etc. De allí que muchas marcas de rubros similares suelan tener logos con colores similares, por lo que es necesario encontrar dentro de ese pequeño universo la manera de innovar y proponer algo original y único.

2. Simplicidad

Trata de evitar demasiados detalles en el logo. Muchas veces por parecer creativos se exagera y se añaden elementos innecesarios, que “ensucian” el logo. Las grandes marcas destacaron por logos simples pero creativos, como es el caso de Apple, BMW, McDonald’s, etc. La simplicidad es fácil de procesar y mucho más atractiva para las personas, además de tener una mayor probabilidad de quedarse en la memoria del individuo.

Logo simple

3. Que sea leíble

Todas las palabras o letras que incluyas en tu logo deben ser leíbles, deben poderse entender. Muchas veces se comete el error de incluir demasiadas letras en el logo porque no se puede sintetizar un mensaje contundente, y entonces el logo aparece repleto de palabras que al final nunca se leen. Trata de incluir la cantidad de palabras y/o letras específicamente necesarias de tal modo que el espectador tenga que leerlas de todas maneras. Por ejemplo, un logo con pocas letras podría ser el de Nike (que solo incluye la imagen del “check” y la palabra “Nike”), y uno con varias sería por ejemplo “Lima Cultura”, que incluye todas las letras pero de una manera creativa y con colores atractivos. Conclusión: solo incluye palabras si las personas las van a leer.

4. Adaptable a diferentes soportes

Recuerda que tu logo debe ser adaptable no solo al papel sino a todos los soportes sobre los cuales aparecerá tu logo. En marketing se utilizan tanto los medios digitales como los medios físicos; fondos blancos y fondos oscuros, espacios grandes o espacios reducidos como el de un lapicero.

Finger Pointing at Internet Websites

5. Variantes del logo

Finalmente es importante que consideres variantes del logo. Debe estar “disponible” en distintos colores, texturas, degradés, etc. Lo importante de esto es que el logo se pueda adaptar a varios formatos, fondos y demás, y que puedas utilizar cada una de sus variantes de acuerdo al momento. Por ejemplo, una versión de solo sombras, una versión monocolor, una versión de esténcil, etc.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *