junio 20, 2019

Cómo afrontar una campaña agresiva de la competencia

Cómo afrontar una campaña agresiva de la competencia

Conoce algunos consejos para afrontar una campaña agresiva por parte de tu competencia.

 

No son pocos los que comparan al mundo de los negocios con la selva, debido al ritmo agitado de competencia y a la supervivencia de los más fuertes. Aquello no está muy lejos de la realidad. Sobre todo en tiempos en los cuales los ritmos de crecimiento y competencia parecen haberse multiplicado y es preciso contar con los recursos y estrategias adecuadas para afrontar esta situación.

Las grandes empresas, definitivamente, cuentan tanto con los recursos como con las estrategias para sobrevivir y competir a un nivel aún más arduo (e incluso así no se encuentran del todo seguras). Sin embargo, en el caso de los emprendedores pequeños, que recién inician o que no cuentan con una gran cantidad de recursos, es difícil sobrevivir a estas dificultades. Debido a ese motivo, solo 2 de cada 10 empresas que inician sobreviven luego de 5 años.

Además de la mala gestión administrativa, financiera, etc., uno de los problemas a los que debe enfrentarse una empresa en su camino a crecer y establecerse es enfrentarse a la agresividad de la competencia. Especialmente a las campañas agresivas que realizan los competidores para conseguir los clientes de la otra empresa. Las fieras luchas por quedarse con la preferencia del cliente.

¿Cómo afrontar esta situación?

Primero, mantén la calma y no tomes decisiones apresuradas que podrían terminar empeorando la situación y afectando a tu empresa. Trata de analizar la campaña de tu(s) competidor(es) y encontrar sus puntos fuertes y débiles. Sobre todo si se trata de una campaña agresiva directa (apuntando contra tu empresa) o indirecta (por ejemplo, rebajando los precios de un producto que también distribuyes tú). A partir de tu análisis, piensa en las posibilidades que tienes para sobrellevar la situación.

Ten siempre ideas desarrolladas ante eventualidades como esa. Si bien no es recomendable responder con una decisión apresurada, si se puede responder de manera rápida si ya tienes una estrategia diseñada y lista para ser usada. Por ejemplo, puedes tener un plan estratégico publicitario que fidelice a los clientes, con un concepto bien definido, y usarlo si tu competencia decide bajar los precios sin más.

Si tienes ideas, es necesario también que dispongas de un capital reservado para estos imprevistos. Guarda un fondo de dinero para estos gastos imprevistos sobre todo si estás en un sector demasiado competitivo. Cuando llegue el momento necesario, y si es necesario, deberás invertir ese dinero en enfrentar la campaña agresiva.

Finalmente, existe también la posibilidad de que no sea necesario tomar ninguna acción. Esto responde a un exhausto análisis de la campaña de tu competencia. Si se trata de una campaña agresiva pero mal hecha, entonces te conviene no hacer nada y dejar que todo caiga por su propio peso, aprovechando incluso para convertir la campaña en una contracampaña.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This