Coca-Cola y el desarrollo económico de las mujeres: 5 millones de promesas cumplidas y un compromiso que continúa

Coca-Cola y el desarrollo económico de las mujeres: 5 millones de promesas cumplidas y un compromiso que continúa
  • A nivel regional, 5by20 alcanzó a más de 66 mil productoras, agricultoras, proveedoras, distribuidoras, minoristas, recicladoras y artesanas en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y Perú.

Lima, 11 de noviembre de 2020.- A finales de este año, Coca-Cola habrá alcanzado su meta global de capacitar a 5 millones de mujeres alrededor del mundo con herramientas para potenciar sus emprendimientos, enmarcada en 5by20, la iniciativa global que la Compañía Integral de Bebidas se planteó en 2010 como parte de su compromiso con el desarrollo económico de las mujeres.

Para la compañía integral de bebidas, impulsar el desarrollo de las mujeres y hacer frente a la desigualdad de género no sólo es una obligación ética, es un deber social y un imperativo moral. “Estamos convencidos de que es clave para el crecimiento de las comunidades, y un motor para la economía de las naciones. Las mujeres tienen un enfoque que las impulsa a mejorar la calidad de vida del otro en todos los ámbitos donde se desenvuelven. Ya sea en los negocios como en la economía de un país, en las familias y en las comunidades, son las mujeres las que están transformando el mundo para un mejor futuro compartido”, señaló Ángela Zuluaga, vicepresidenta sénior de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad para América Latina de Coca-Cola.

A nivel regional, 5by20 alcanzó a más de 66 mil productoras, agricultoras, proveedoras, distribuidoras, minoristas, recicladoras y artesanas en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y Perú, con actividades que apuntaron a neutralizar las barreras más duras que enfrentan las mujeres cuando se trata de su independencia económica.

“En cada país nos asociamos con gobiernos y organizaciones locales, y junto a ellos desarrollamos programas específicos de formación en gestión de negocios y redes de mentorías entre pares. Llegamos a mujeres que integran la cadena de valor de la Compañía, pequeñas emprendedoras y otras que sueñan con serlo, tanto en las grandes ciudades como en poblaciones más alejadas”, comentó la ejecutiva de Coca-Cola.

En el Perú, más de 24,300 dueñas de bodegas y recicladora a nivel nacional han logrado fortalecer su desarrollo personal y laboral gracias a diversas capacitaciones implementadas desde el 2011. Junto a Arca Continental Lindley desarrollaron capacitaciones y talleres en temáticas como marketing, finanzas, manejo del portafolio y sostenibilidad a través de la Escuela de Negocios y el programa Destapando mi Emprendimiento.

Desde el lado del reciclaje, cientos de recicladoras participaron en Recicrece, un programa impulsado por Coca-Cola Perú, Arca Continental Lindley y San Miguel Industrias y ejecutado por Aprenda. Las capacitaciones del programa Recicrece buscaron el fortalecimiento técnico de las actividades de reciclaje y la aplicación de medidas de prevención en seguridad y salud ocupacional. Además, se desarrollaron sesiones de acompañamiento y asesoría especializada para que sus organizaciones de reciclaje implementen planes de mejora técnicas, protocolos de seguridad y cumplan los requisitos para formalizarse.

Por otro lado, de la mano de Ciudad Saludable, Coca-Cola trabajó junto a recicladoras para mejorar las condiciones en las que realizan su tarea. El compromiso con este eslabón clave de la economía circular se redobló durante la pandemia, cuando se entregaron equipos de protección a más de 1.300 familias de recicladores, para acompañarlos en los preparativos de cara a la reactivación de su trabajo.

En ese sentido, Zuluaga recalcó: “En Coca-Cola somos consistentes con este enfoque. Tanto hacia afuera como hacia adentro de la Compañía. Nuestra presidenta para la región es mujer. Particularmente en el Sur de América Latina, la mitad de los líderes de la primera línea son mujeres.  Además, una de cada dos promociones a puestos gerenciales y uno de cada dos nuevos ingresos para esos cargos, corresponden a mujeres. Esta cuestión se da en el marco de una cultura sustentable de inclusión, donde la equidad de género es clave y, en términos laborales, se da en forma natural”.

PERU_Infografía 5by20