noviembre 22, 2017

Para de desperdiciar tu tiempo con personas tóxicas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay ningún voto. Sé el primero.)
Cargando…
Para de desperdiciar tu tiempo con personas tóxicas banner-publicidad

Una de las cosas más significativas que tú puedes controlar es con quién te asocias, tus opciones de ver a quién permites entrar en tu mundo, en quién inviertes tu tiempo y a quién recurres para conseguir ideas, información y educación. 

Sin embargo ¿La gente que te rodea raramente tiene efecto neutral? ¿Ellos no facilitan tu realización, te minan o sabotean directamente?

Elimina a las personas tóxicas 

La primera solución táctica y útil es la eliminación de personas tóxicas y saboteadoras. No es fácil encarar a un amigo, a un familiar, a un antiguo empleado o a un antiguo vendedor, cuando ellos de alguna manera están interfiriendo y están evitando tu realización. No obstante, es importante encarar estos factores y actuar, porque el mayor tiempo que pases con personas inútiles, irrespetuosas, envidiosas, resentidas, disfuncionales o directamente perjudiciales para ti, te restará otro tiempo que podría ser provechoso.

Y estas personas no sólo dañan los minutos que tú y ellos comparten en un mismo lugar. 

Evita el contagio

Son pocas las personas que pueden aislar en su mente cada pensamiento, afirmación y acto de una persona tóxica. Parafraseando un proverbio chino "si te recuestas con un perro callejero a tomar aunque sea una pequeña siesta, te levantarás con pulgas" y ellas irán contigo donde sea que vayas.

Las ideas, las creencias, las opiniones y los hábitos, funcionan exactamente igual. 

Aunque estés relacionado sólo de manera ocasional con alguien que está intelectual o emocionalmente intoxicado, o alguien que es incompetente e inepto, es tiempo suficiente para que las pulgas salten de ellas a ti, hagan su madriguera y sean llevadas contigo, afectando tu rendimiento y productividad.

No todo es bueno para todos

Personas que no son adecuadas para asociarse contigo, no tienen necesariamente malas intenciones. Todas pueden ser “buenas personas”, pero eso no significa necesariamente que ellas sean buenas para ti. Un buen queque de chocolate no es algo bueno para un diabético. Es más, es veneno. 

Inténtalo de verdad

Están los que siempre dicen “ya lo hemos intentado antes”. Si fuera por él todavía estaríamos iluminándonos con velas, pues Edison hubiera sido limitado a un solo intento.

Luego están los “críticos constructivos”, haciéndote sentir inadecuado o indigno, aparentando sentir que se preocupan por ti.

La unión hace la fuerza

Por otro lado asociarte con gente creativa, inspiradora y alentadora, ayuda mucho a aumentar tu rendimiento y hace tu tiempo más valioso. Cada minuto de tu tiempo se hace más o menos valioso por la condición de tu mente y está constantemente condicionado a las personas con las que te asocias.

El empresario es particularmente susceptible a ganar o perder poder al asociarse con alguien porque tiene tantas responsabilidades y está siempre trabajando bajo presión, coacción y urgencia. Jugando este juego en un estado mental comprometido, debilitado o herido por las pobres actitudes de las personas con las que te asocias es extremadamente difícil. Jugando fortalecido y enriquecido por grandes ideas y actitudes sembradas en tu mente por asociación puedes convertir la dificultad en algo sencillo.

¿Esto significa que debes pasar tu tiempo sólo con personas que estén totalmente de acuerdo con tu filosofía?

No. Eso podría ser peligroso. Pero eso no significa que debas asociarte con personas que promulgan creencias diametralmente opuestas a la orientación hacia el triunfo.

Tú quieres aumentar deliberadamente la cantidad de tiempo a pensar de manera constructiva y productiva. Tú quieres asociarte con personas triunfadoras, con ganadores y campeones. Esta es una fuerza estimulante que se traduce en un mayor rendimiento y convierte tu tiempo en algo muy valioso.

Fuente: Entrepreneur.com

 

Sobre el Autor



Noticias Relacionadas