noviembre 22, 2017

Consejos para manejar el estrés laboral

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay ningún voto. Sé el primero.)
Cargando…
Consejos para manejar el estrés laboral banner-publicidad

Frente a los diversos agentes de estrés en los últimos días, es necesario saber cómo manejar dicha carga.

 

El Síndrome de Burnout o estrés laboral es hoy en día uno de los problemas que debe enfrentar un emprendedor. Este ocurre cuando existe una sobrecarga laboral y una constante interacción con los cambios emocionales de las personas que sobrepasan los niveles e adaptación del individuo.

El nivel de presión que cada persona puede soportar esta en los genes: hay personas que se estresan más rápido que otras. Aquí te daremos algunos consejos que te ayudaran a sentirte mejor:

  • Aprende a decir NO: Evita tomar trabajos o proyectos que demanden mucho más miento del poco que te queda libre. Piensa primero en tu salud.
  • Delega tareas: No te sientas autosuficiente y quieras hacer todo tú solo. No te hagas falsas ideas de lo que “ahorras” al realizarlo todo tu. En el futuro, más caro te saldrá un tratamiento médico que contratar a más personal.
  • No descuides la vida personal: No te alejes de tu familia ni de tus amigos, eso solo empeorará tu sentimiento de soledad y agobio al que te somete el estrés. Siempre hablar con la familia y con los amigos te ayudará a relajarte.
  • Separa la vida privada del trabajo: Cuando salgas de tu oficina deja los problemas laborales allí. No los lleves a casa ni a ningún lugar que vayas. Tu tiempo fuera de la oficina debes aprovecharlos en relajarte y olvidarte de los problemas laborales. Así que la próxima vez que salgas con tus amigos o vayas a alguna reunión trata de olvidar todo y solo enfócate en la diversión del momento.
  • Descansa: El cansancio hace que cualquier problema parezca más grave de lo que es, así que siempre tómate tiempo para descansar y después de cada gran proyecto tomate unos días libres. El descansar te mantendrá con buena salud a pesar de la presión a la que estás sometido.
  • Enfócate en el esfuerzo no en el resultado: No todos los días son buenos, lamentablemente hay días en que las cosas no salen como quisiéramos. Para evitar la frustración debes enfocarte en el esfuerzo que pones en cada proyecto, no en el resultado de éste.

Finalmente, un consejo muy útil: redescubre tu pasión. Encuentra otra vez lo que te llevó a empezar la aventura de la empresa. Eso te ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva. A veces nos perdemos en el camino y solo vemos lo negativo de las cosas y olvidamos lo que inicialmente nos impulsó a empezar. Cuando hacemos las cosas con gusto no nos estresamos tan rápido porque vemos el lado positivo de todo. 

Sobre el Autor



Noticias Relacionadas