julio 15, 2019

Consejos para eliminar definitivamente los bloqueos creativos

Consejos para eliminar definitivamente los bloqueos creativos

Nunca más vuelvas a dejar de trabajar por culpa de los bloqueos. Tu trabajo es importante y tienes que hacerlo bien, tienes que hacerlo siempre. Elimina los bloqueos ahora.

Despierto. Debes de mantenerte despierto. Debes de mantenerte despierto, y procura, por el amor de todas las cosas, por favor jamás cerrar los ojos. Por favor, jamás entregarte al grito. Por favor, jamás perder la paciencia, y la cordura, y la calma, y el amor hacia todas las cosas que antes creías que eran posibles. Por favor, jamás perder las esperanzas. Jamás, por todo tu espíritu que baila y baila, ceder los pasos. Por favor, despierto. Debes de mantenerte despierto, por favor, te lo rogamos; no duermas.

Tienes que hacer un trabajo, escribir un artículo, redactar un carta, escribir algo. Y tienes que poner todo tu empeño en esas cosas y no tienes por qué detenerte. Por qué sentirte bloqueado. Por qué dormir sin haber dormido y encontrarte entre cientos de pesadillas. Por qué golpearte la cabeza. Y pensar, seguir pensando ¿Por qué no puedes escribir más? ¿Por qué no puedes seguir haciendo esas cosas? ¿Qué ha pasado con tus ideas? ¿La culpa es del viento? ¿Se lo ha llevado el verano? ¿La han secuestrado las moscas?

Queremos que hagas tu trabajo y queremos que lo hagas bien. Y bloquearse en medio de una gran presentación, o un gran proyecto, o un gran momento que no puedes volver a repetir jamás, es uno de los problemas más graves. Una de las desgracias más graves. Una de las tragedias más graves y lo peor es que si no la solucionas pronto puede terminar quedándose contigo ahora. O en este caso yéndose contigo ahora.

Cuando las ideas no llegan y estás bloqueado algo ha desaparecido de ti. Algo que te hacía fuerte, algo que te hacía hombre. No te bloquees en el trabajo, no te bloquees en ninguna parte (y con nada) del mundo. No te bloquees nunca, simplemente no te bloquees. Pero si eso pasa, si eso pasa en algún momento (para nada agradable) de la vida, si eso pasa no permitiremos que te ocurra nada, eres una persona feliz, una persona fuerte; aquí te daremos alguna opciones para remediarlo.

Recuerda tus objetivos

Si vas a hacer algo; escribir un proyecto, concretar una idea, tratar de dibujar o simplemente concentrarte en algo, debes de tener en cuenta primeramente tus objetivos. Qué es lo que quieres y cómo lo quieres hacer.

Suele ocurrir que uno olvide las cosas luego de un instante, o sienta que no puede crear nada simplemente porque más que sentirse bloqueado; se siente perdido; no sabe realmente lo que quiere hacer.

Y si no sabes lo que quieres hacer, y no sabes cómo materializar esa idea; entonces primero empieza por transcribirla. Cuando tienes claro lo que realmente quieres hacer y cómo lo piensas lograr, entonces todo lo demás seguirá su rumbo.

Consulta con tus clientes

Una de las formas más efectivas de eliminar los bloqueos creativos; es hablando con los clientes. Ellos saben casi exactamente lo que quieren y tú eres el encargado de darle forma a sus objetivos. Tú eres el encargado de hacer tu trabajo y el trabajo de ellos al mismo tiempo bien. Porque ellos dependen del tuyo.

Entonces ¿Por qué no consultarlo con la misma fábrica? ¿Por qué no consultarlo con la misma idea? Los clientes, precisamente por no estar muy seguros de lo que quieren (o precisamente por estarlo en absoluto) te brindarán ideas para empezar a moldearlas.

Ideas que seguramente no sean directas del todo, pero que ayudarán a fortalecer las tuyas y a refrescar un poco más tu visión del trabajo-proyecto. Conversa con ellos. No te defraudarán.

Lee

Tienes que hacerlo. Definitivamente tienes que hacerlo. Si lo que quieres es tener la creatividad activa y siempre al máximo por nada del mundo tienes que ignorar leer. Por nada del mundo tienes que dejar de hacerlo.

Leer te proporciona una de las herramientas más innatas e interesantes de toda la existencia humana: la imaginación. Lee mucho e incrementará tu imaginación. Te sumergirás en tantos mundos que inventar otros no será problema tuyo. Te embarcarás tanto en tantos continentes que pensar en un país o en una ciudad o en la idea de un pequeño territorio no será dificil en absoluto.

Leer es la ventana que te permite ingresar a donde sea que quieras ingresar y (al mismo tiempo) la ventana que te lleva a cualquier parte, la que se le antoje, la que ella imponga. Tienes que leer definitivamente tienes que leer. Morirán las dudas.

Reúnete con empleados-compañeros-amigos para platicar

Mil mentes piensan mejor que una, mil mentes dan mejores ideas que una, mil mentes tienes más material y más diversidad de material que explotar que una. Mil mentes lo pueden todo ¿Quién puede derrotar a mil mentes?

Reúnete con tus amigos, reúnete con tus empleados, con tus compañeros, todos ellos saben lo que estás tratando y seguramente te ayudarán a volver al camino. Los bloqueos son agujeros negros, ingresos a agujeros negros, por lo tanto, hubo un espacio antes, un espacio en el que todo el tiempo seguía su propio rumbo, un espacio donde nada se te escapaba de las narices. Recupera ese espacio, conversa con las personas que te conocen, que conocen tu trabajo, boten y boten ideas. Boten y boten preguntas y respuestas. Boten y boten todo. Hablen todo lo que puedan. Seguramente en algo que ignoraban, o en algo de suerte vuelvan a encontrar el camino. Mil mentes piensan mejor que una, mil mentes piensan mejor que una, mil mentes piensan.

Busca en lugares inesperados

Sal, sal de tu casa, sal de la oficina, de todos los lugares y de las personas que conozcas ahora mismo. Sal de todos lados. Busca uno nuevos. Camina distrayéndote por lugares que no conoces. Camina buscando la respuesta desde distintos lugares nuevos. Camina, sigue caminando, distráete.

Seguramente el problema de tu bloqueo es el estar estancado; la rutina. Tu bloqueo parte básicamente del aburrimiento, del no sentir nada nuevo ahora, del no encontrarlo.

Seguramente tu bloqueo es en realidad tu agotamiento de posibilidades (en realidad siempre el bloqueo es el agotamiento de posibilidades). Busca, sigue buscando. Los lugares nuevos son siempre la respuesta a todo. Las personas nuevas también. Sal un rato, camina por las calles, siéntate en algún lugar nuevo, míralo todo, míralo. Y si puedes conversar con alguien; mucho mejor. Conversa con alguien que no tenga nada que ver con tu proyecto. Esa persona no se sentirá comprometida y te dirá las cosas de frente.

Quizá el problema ha sido estar escuchando y viendo siempre lo mismo. Quizá esos lugares y esas personas siempre te han estado diciendo lo mismo. Busca nuevas posibilidades. Un lugar nuevo, una persona nueva siempre será una buena opción. Búscalas.

Tómate unas horas/ Desconéctate/ Vete de vacaciones

Y aunque casi sea lo mismo que lo anterior, esta es una de las ideas que tienes que tener en cuenta. En este caso el origen del problema no son las pocas posibilidades, o el olvido de la misión, o la misma rutina; el problema es el estrés mismo, el estrés que no te deja avanzar, el estrés que, luego de ya mucho tiempo, ha empezado a cogerte por las narices, el estrés que no te dejará en paz. Bríndate un tiempo de paz. Bríndate un tiempo de no violencia. Relájate.

Desconéctate un rato de la oficina; no es necesario que salgas de ella: escucha música, mira videos, lee algo, duerme un poco, sal a pasear un rato. Lo que necesitas es únicamente olvidarte de todo lo que está pasando, para que al volver, vuelvan contigo todas las fuerzas. Todo lo que realmente necesites.

Y si con eso no basta; sal de vacaciones, vete de vacaciones, vete con todas tus cosas a un lugar lejano. Quédate ahí unos días, un fin de semana al menos. Relájate, queremos verte relajado, queremos verte atento. Una persona relajada es una persona atenta. Desconéctate de todo. Deja de pensar un rato en las mismas cosas, quizá el pensar siempre en ellas impide que puedas seguir avanzando con ellas. Olvídate de las cosas en las que piensas todo el tiempo, así cuando vuelvas las modificarás.

Haz ejercicio

Y para terminar (y para empezar también) ejercítate. Nada funciona tan bien como el ejercicio. Nada soluciona tantas cosas. Ejercitarte no sólo te ayuda  a eliminar todos los aspectos negativos sino que al mismo tiempo te llena de otros positivos. Te refresca. Te despierta. Te mantiene activo. Te prepara para todo ese día inmenso que se te viene encima. Para todo ese día inmenso cubierto por alacranes. Para todo ese día, semana, mes, año que te exige cada día una cosa nueva, y que cuando llegas a hacerla, viene pidiéndote otras cosas.

Para todo. Ejercitarte te ayuda para todo. No puedes dejar de hacerlo ahora. Cuando te despiertes, antes de dormir, en algún momento del día. Haz ejercicio. Por el amor de todo; haz ejercicio. Es la manera más efectiva y rápida de eliminar el estrés, de refrescarte. Tus poros se abrirán y tu circulación sanguínea seguirá circulando como nunca. Circulará como un avión en pleno vuelo y cada problema será una nube, atravesará la nube,  y cada problema será un rayo, esquivará el rayo, y cada problema será el aterrizaje, se quedará volando, se quedará volando porque en este camino los puntos están en el aire. Las metas están en el aire. La circulación está en el aire.

Tu cuerpo estará tan relajado que tu cerebro se sentirá tan relajado que tu imaginación producirá nubes, producirá rayos, producirá aviones de carga dispuestos a defenderte de todo, que expulsarán amor. El amor que es en realidad el trabajo que haces con mucho esfuerzo y que tantos frutos te ha dado. El amor que hace que vengas desde muy lejos buscando este artículo. El amor que hace que quieras seguir con la idea, que quieras empezarla, que empieces a desesperar por no seguir el camino. El amor que te trae aquí, soñando. No dejes que se muera el amor. Desbloqueate de todo. Haz ejercicio, sal con personas, lee un poco, lee mucho en realidad; despierta.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This