julio 13, 2019

El hábito más importante de un empresario exitoso

El hábito más importante de un empresario exitoso

Descubre cual es el habito más importante que debes de tener si quieres ser el mejor empresario.

Estoy seguro de que hay excepciones en alguna parte, pero hasta ahora, en más de 35 años de haber tomado nota de esto, todo el mundo que he conocido y he visto que devotamente se adhiere a esta disciplina se convierte en un éxito excepcional y todo el mundo que he conocido que ignora esta disciplina falla. ¿Es posible que esta disciplina por sí sola sea tan poderosa que literalmente determine el éxito o fracaso?

La disciplina del tiempo

La disciplina de la que estoy hablando es la puntualidad – estar donde se supone que tienes que estar cuando se supone que tienes que estar allí, como había prometido, sin excepción, y sin excusa, cada vez, todo el tiempo. Yo no te puedo decir lo importante que creo que es esto. Pero te voy a decir algunas de las razones por las que creo en su indescriptible gran importancia.

Te brinda autoridad moral

En primer lugar, ser puntual te da el derecho -la posición- de esperar y demandar que otros respeten tu tiempo. No se puede esperar que los demás traten tu tiempo con respeto si tú muestras poco o ningún respeto por los suyos. Así que si usted no es puntual, no tiene influencia, ninguna autoridad moral. Pero la persona puntual, gana ventaja sobre el personal, socios, proveedores, clientes, todo el mundo.

Te da confianza en todos los aspectos

Es mi convicción que una persona que no puede cumplir con las citas a tiempo, que no puede mantener los compromisos programados o no puede ceñirse a un horario no es confiable en otros aspectos tampoco. Existe un vínculo entre el respeto del tiempo de los demás y el respeto a la opinión de los demás, los bienes, los derechos, los acuerdos y los contratos. Una persona revela mucho acerca de sí mismo por su puntualidad o por su falta de puntualidad. Como regla general, yo uso esto como un medio para determinar si quiero o no quiero hacer negocios con alguien. Y, cuando no cumplo con esto, ya que de vez en cuando tontamente lo hago, siempre me quemé.

Déjeme darte un ejemplo. Hace decenas de años, una persona que deseaba hacer negocios conmigo estaba dispuesto a reunirse conmigo en un aeropuerto, donde tuve una parada de 90 minutos. Acepté y confirmé por fax que nos encontraríamos en mi puerta de llegada, en mi hora de llegada, y luego nos reuniríamos en la explanada de la aerolínea. Cuando llegué, el chico no estaba allí. Diez minutos más tarde, me llamó para que me reuniera con él en la terminal principal porque había demorado en llegar al aeropuerto. Tardé diez minutos en el tranvía para llegar a la terminal principal, y tuve que cortar otros diez minutos de nuestra reunión para darme tiempo a volver a mi puerta. Tuve que pasar por esto para cumplir con un hombre tan poco respetuoso de un compromiso asumido y de mi tiempo incapaz de organizar su vida para llegar a una reunión a tiempo en su ciudad natal. Si no podía cumplir con este compromiso tan fácil, ¿por qué debería alguien creer que cumpliría con otros más importantes?

Aun así, violando mi propia regla, seguí adelante y acepté a este tipo como cliente. Era previsiblemente un mal cliente. Él mintió, engañó, y estaba completamente desorganizado, disfuncional, y poco razonable. Aspiró una muy buena parte de mi tiempo, y me costó miles de dólares deshacerme de él.

Se puntual

Ahora, aquí hay un secreto de éxito para ti: no soy la única persona que ha descubierto la importancia del tema de la puntualidad. Yo no soy tan inteligente. He tropezado con algo que un montón de otras personas inteligentes, exitosas, influyentes ya conocen y utilizan para hacer sus determinaciones como de quien comprar o no comprar, con quien hacer negocios o no hacerlos, a quien ayudar o no ayudar, en quien confiar o desconfiar. Si no eres una persona puntual, las personas en las que quieres influir positivamente te juzgarán negativamente.

No seas ingenuo

Si piensas que las personas exitosas -personas con las que tú deseas trabajar- no tienen sus propios pequeños "sistemas " para juzgar a la gente, eres muy ingenuo. No sólo tienen un sistema de este tipo, las personas más exitosas tiene un “criterio instantáneo de rechazo", para ahorrar tiempo en la determinación de con quién quieren tratar y con quién no.

Uno de mis mentores de negocios más antiguos decía que sólo había dos buenas razones para llegar tarde a una reunión con él: o estás muerto o quieres estarlo.

Por lo tanto, si quieres ganar amigos e influir en las personas, se puntual. Y, si deseas ahorrarte un montón de tiempo y problemas, comienza a usar esto como un medio para juzgar a las personas con las que quieres hacer negocio.

Fuente: Inc.com 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This