marzo 23, 2019

La renovación de contrato a Telefónica

La renovación de contrato a Telefónica
Rate this post

Conoce algunos de los pormenores de la renovación de contrato a la compañía española de telecomunicaciones.

 

Han pasado ya algunas semanas desde que el gobierno peruano decidió renovarle el contrato a la empresa española de telecomunicaciones Telefónica, por un periodo de 18 años y 10 meses. En realidad, se trata de tres contratos que renovó el gobierno, los cuales son: las bandas de 800 MHz para Lima y Callao, las bandas de 1,900 MHz para Lima y Callao y la banda de 800 MHz para fuera de Lima y el Callao.

En suma, han sido semanas en las que, incluso desde antes, ya se escuchaban las diferencias de opinión:

Por un lado, los que se oponen a la renovación del contrato a Telefónica por las deudas que tiene pendiente y el irrespeto a ciertas normativas del mercado. Por el otro lado, aquellos que están a favor de la renovación del contrato por la inversión que hace Telefónica en el país.

Ciertos son los argumentos de ambas partes, lo que se pone en cuestión es la interpretación. ¿Es positiva o negativa la renovación de contrato e Telefónica?

Primero, tendríamos que ver el argumento de los que están a favor. Telefónica ha dicho que invertirá 3,020 millones de soles en el país. Eso ya habla de cifra bastante positiva que se vería reflejada en los proyectos de inversión que realice la compañía. Por otro lado, las condiciones que puso el Estado para la renovación del contrato también son importantes: tarifa social para celulares (que permitirá una tarifa preferencial a los inscritos en programas sociales y servidores públicos que trabajen en áreas rurales), mayor cobertura móvil, internet gratis para las entidades públicas ubicadas en los distritos más pobres, entre otros.

Sin embargo, por el otro lado, están las desventajas. Por ejemplo y principalmente, la gran deuda que tiene telefónica con el Estado (y que no reconoce) de más de 2,000 millones de soles, de los cuales solo ha cancelado 100 millones. En ese sentido, Osiptel llegó a calcular un valor referencial de 830 millones de dólares que debía pagar Telefónica por el espectro, lo cual el gobierno ha pasado por alto debido a la “inversión” (que en realidad equivale a la deuda que tiene en impuestos).

Es decir, que por un lado Telefónica promete una gran inversión y por el otro desconoce una deuda gigante. ¿Es eso aceptable? Al menos para el Estado sí lo fue.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *