junio 18, 2019

Tecnología y eficiencia: dos palabras que van de la mano cuando hablamos de trabajo

Tecnología y eficiencia: dos palabras que van de la mano cuando hablamos de trabajo

(Lima, abril 2019).- La tecnología juega un papel muy importante en nuestra vida, con ella ganamos tiempo y eficiencia en diversas actividades del día a día. En el ámbito profesional, la situación no es diferente, basta repasar nuestra lista de tareas y notaremos que contamos con un software o dispositivo que nos ayuda a realizar lo que en el pasado demandaba horas o días enteros en realizar.

En esa línea WeWork, una de las compañías que más invierte en tecnología para mantenerse a la vanguardia hace uso de diferentes herramientas para estudiar cómo son utilizados sus espacios. A través de encuestas, por ejemplo, analizan cuántas personas prefieren subir por las escaleras en vez de utilizar el ascensor; o averiguan qué sala de reuniones es la más demandada gracias a sensores instalados previamente.

Sin embargo ¿te has preguntado cómo puedes medir algo inmaterial como un sentimiento o vibra dentro de un espacio? Para el Departamento de Investigación Fundamental de la compañía de espacios de trabajo colaborativos ya no es un misterio y es posible gracias a la combinación de dos tecnologías: la realidad virtual y la encefalografía, sistema con el que se pueden  medir las ondas cerebrales.

Gracias a unos lentes especiales, las personas que participaron en un estudio de la compañía pudieron observar “renders” en tecnología 3D con una visión de 360 grados de diferentes espacios de WeWork, cada uno con un diseño y una estética diferente.

Primero, se mostró un espacio en Madrid que se caracterizaba por sus grandes ventanas y vista a áreas verdes; luego un espacio similar en Tokio con una pared de vidrio hacia el exterior que permitía el paso de la luz natural. Por el contrario se mostraron espacios más oscuros como el de Dublín con poco ingreso de luz para posteriormente preguntarles a los participantes en qué espacios se veían teniendo una reunión, socializando o trabajando.  

El electroencefalógrafo utiliza sensores miniatura con los cuales mide la respuesta emocional de los participantes a partir de los estímulos que generaban los espacios mostrados. El dispositivo logró detectar en cuáles se sentían más relajados, y en cuáles más concentrados. Los resultados obtenidos demostraron que los espacios con más luz natural y acabados claros se asocian con mayores niveles de concentración e interés.

Según refiere Annie Cosgrove, diseñadora e investigadora del departamento y encargada  del estudio, la primera parte consistió en una encuesta sobre el diseño de los espacios, en la que miembros de 162 ubicaciones en el mundo asignaron adjetivos para describir a cada lugar. “Una de las partes más útiles de la realidad virtual es el potencial para arrojar datos sobre la productividad dentro de un espacio de trabajo, sobre cómo poder ambientar mejor el lugar, y cómo acondicionarlo para incrementar la eficiencia de las personas dentro de él” finalizó Cosgrove.

Sin lugar a dudas,  la transformación digital es un proceso que está siendo adoptado por las empresas de todos los tamaños y rubros para potencializar las oportunidades que traen las nuevas tecnologías. Uno de los motivos por lo cual esta transformación se desarrolla, conquistando una representatividad cada vez mayor, es por el hecho de que las experiencias digitales y multicanales están consolidándose como requisito para los consumidores cada vez más conectados, informados y empoderados.

Con iniciativas de transformación digital, las empresas no solo consiguen saber más sobre cada cliente, cómo se comporta y cuál es su jornada, también agregan valor, generando mejores resultados para el negocio.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This